1. Inicio
  2. Cómo Ecolab se convierte en un poderoso activo para nuestros clientes

Cómo Ecolab se convierte en un poderoso activo para nuestros clientes

17 de julio de 2019

Por Jill Wyant, Vicepresidenta Ejecutiva y Presidenta de Regiones y Cuidado de la Salud Global

Cuanto más cambian las cosas, más permanecen igual." Encontré una gran verdad en este dicho durante una reciente visita a uno de los mayores procesadores de carne de res en Brasil. El gigante de las proteínas opera más de 80 sedes y emplea a más de 50,000 personas en el país. Brasil es el mayor exportador de carne de vacuno y aves de corral del mundo, lo que lo convierte en un mercado muy importante para Ecolab.

Durante mi visita, me impresionó mucho su enfoque en la seguridad alimentaria, la sostenibilidad y la innovación en sus operaciones. Hablamos sobre cómo podemos ayudarles a cumplir con la legislación ambiental para la eliminación de efluentes y reducir su consumo de agua a través de un enfoque de Gestión Total del Agua (reducir, reutilizar y reciclar). Y cómo nuestros programas pueden ayudarles a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad reduciendo las emisiones de CO2 y el consumo de energía, a la vez que optimizan los sistemas de refrigeración, la desinfección del agua y los sistemas de control microbiológico.

También hablamos de los cambios en el mercado de las proteínas que reflejan la evolución de las expectativas de los consumidores, y de cómo el compromiso de Ecolab con nuestros clientes sigue siendo el mismo: siempre encontrar soluciones para hacer frente a los cambios y la dinámica del mercado.

Nuestro enfoque proactivo hace de Ecolab una parte integral de las operaciones de los clientes década tras década. Desde la prevención de la contaminación cruzada en la producción animal y en las instalaciones de procesamiento de alimentos hasta el suministro de tecnologías de ahorro de agua y programas de higiene de manos; ayudamos a nuestros clientes a proporcionar a los consumidores alimentos seguros.

UN MERCADO LLENO DE OPORTUNIDADES

Brasil es la octava economía más grande del mundo (PIB) y el cuarto mayor productor agrícola. En el primer trimestre de 2019, Brasil experimentó su mejor índice de exportación de carne de vacuno en los últimos 12 años.

Para 2030, prevemos que habrá 8.3 millones de personas en la Tierra. Más personas significa más consumo de energía, alimentos y agua: un 25% más de energía, un 35% más de alimentos y un 40% más de agua, para ser exactos. Una población en crecimiento también trae consigo una clase media mundial en crecimiento, que quiere más proteínas en sus dietas y tiene mayores ingresos disponibles para gastar en restaurantes y hoteles.
  
Como líderes en el mercado de las proteínas, Brasil se beneficiará de estas tendencias, y Ecolab estará allí para apoyar el crecimiento de la industria proporcionando nuestra experiencia en seguridad alimentaria y programas personalizados para mantener operaciones consistentes y seguras.

ADOPTAR LOS CAMBIOS GLOBALES Y LAS NUEVAS DINÁMICAS DE MERCADO

A nivel mundial, los consumidores de hoy en día son más conscientes de la salud y el medio ambiente. Cada vez son más los consumidores que miden el valor de los productos alimenticios por la capacidad de la marca para garantizar la seguridad y la sostenibilidad de su funcionamiento desde la granja hasta el consumidor final. En la industria de las proteínas, esto incluye preocupaciones relacionadas con los métodos de alimentación, los entornos de procesamiento limpios y desinfectados y la producción sostenible.

Ecolab ayuda a nuestros clientes a cumplir con estas expectativas de los consumidores a través de soluciones de seguridad y tratamiento de agua, limpieza y saneamiento de plantas de procesamiento, programas de higiene para los trabajadores, soluciones de manejo de plagas y experiencia y capacitación técnica, junto con plataformas digitales para monitoreo y control. 

Me alegra que tengamos las soluciones para ayudar a nuestros clientes de carne de res y aves de corral en Brasil, y en cualquier otro lugar, a adelantarse a los muchos cambios que enfrenta su industria.  Y también me alegro de que una cosa no haya cambiado - lo delicioso que es un bistec perfectamente asado - especialmente en una noche de verano en Brasil, terra de delicias.

Compartir

 

Compartir

Noticias relacionadas