1. Inicio
  2. Artículo | Cinco formas en las que estamos comiendo de forma diferente y lo que significa para la seguridad alimentaria

5 formas en las que estamos comiendo de forma diferente y lo que significa para la seguridad alimentaria

04 de junio de 2019
Woman in grocery store image for Ruth Petran blog

Tenemos expectativas más altas que nunca para nuestros alimentos. En la actualidad, los consumidores prestan atención a las etiquetas de ingredientes, ya que quieren saber qué contienen exactamente sus alimentos y si lo que comen está "limpio". Además, estamos comprando más alimentos que alguna vez fueron considerados un nicho: proteínas locales, orgánicas y de origen vegetal.

Estas demandas han generado cambios importantes en la industria alimentaria: ahora, debemos descubrir cómo seguimos garantizando la seguridad alimentaria. Aquí le mostramos las cinco tendencias principales relacionadas con alimentos que pueden tener efectos significativos en la forma en que mantenemos la seguridad alimentaria.

1. Alimentación personalizada
Los días en que sus amigos y familiares comían lo mismo que usted quedaron en el pasado. En cambio, existen muchas más opciones para que pueda comer una dieta a la medida de sus deseos y necesidades particulares. Estas opciones cubren la gama, desde las opciones cetogénicas y las proteínas de origen vegetal hasta alimentos y bebidas con CBD, un compuesto de cannabis que actualmente está en el foco de las noticias, especialmente en partes de EE. UU.

Esta mayor personalización significa que es fundamental ser proactivos en comprender y tratar los riesgos potenciales de nuevos alimentos e ingredientes que pueden ser menos conocidos en la industria alimentaria. También significa conocer las nuevas normas de seguridad alimentaria: por ejemplo, estamos esperando una mayor orientación normativa con relación a los sistemas de entrega de alimentos en el futuro.

2. Etiquetas claras
Tenemos más opciones de alimentos que nunca, pero los consumidores también están pidiendo una mayor simplicidad y transparencia en los ingredientes de los alimentos. La demanda de "alimentos limpios" adopta muchas formas, incluida la falta de conservantes e ingredientes que se reconocen fácilmente.

Eliminar los conservantes de los alimentos, incluido el sodio, puede implicar una vida útil más corta, pero también significa que necesitamos métodos más innovadores para mantener altas la calidad y seguridad de los alimentos. Desde una perspectiva de la reputación de la marca, también significa que las compañías tienen que adoptar una mayor transparencia y deberán responder rápidamente a las demandas de los consumidores de más información sobre la comida que ingieren.

3. Alimentos de todo el mundo
A medida que nuestro mundo está más interconectado, ahora tenemos acceso a más gastronomías regionales que nunca. También estamos trayendo más alimentos, especialmente mariscos, desde países como China, Tailandia, Canadá, Indonesia, Vietnam y Ecuador .

Esto significa que, con frecuencia, consumimos alimentos que han atravesado distancias más largas para llegar a nuestros platos, lo que implica un mayor riesgo para la calidad de los alimentos. Además, el riesgo está exacerbado por una legislación inconsistente sobre la seguridad alimentaria y el cumplimiento en distintas partes del mundo.
 
4. Crecimiento del comercio electrónico
Según la encuesta sobre alimentos y salud de 2017 del Consejo Internacional de Información sobre Alimentos, el 55 por ciento de los millennials dice que la comodidad es fundamental al comprar alimentos. No es una sorpresa que sean los que generan el crecimiento de los servicios de envío de alimentos. De hecho, los restaurantes que no ofrecen envío de alimentos tienen un mayor riesgo de perder clientes.

El envío de alimentos es cada vez más popular, por esto los restaurantes (y las compañías de envíos) tendrán que evaluar los riesgos que presenta el proceso de envío. Las mayores preocupaciones incluyen controlar la temperatura y reducir la posibilidad de contaminación cruzada.

5. Mayor demanda de alimentos seguros
La conclusión de todo esto es que los integrantes de la industria alimentaria enfrentan mayores demandas de una población cada vez más grande que necesita más calorías y gobiernos que endurezcan las normas de seguridad alimentaria.

El camino a seguir es tener estrategias consistentes de gestión de riesgos de seguridad alimentaria que incluyan el tener una cultura de seguridad alimentaria sólida en su organización. Nuestro mundo es cada vez más complejo, por eso, el tratamiento proactivo de la seguridad alimentaria marcará la diferencia entre el fracaso y el éxito en la salud pública.
 

Sobre la autora

Ruth Petran, Ecolab Food Safety Expert
Ruth Petran, PH.D, CFS

Vicepresidente

Investigación, Desarrollo e Ingeniería, Seguridad Alimentaria y Salud Pública

Otras perspectivas

Ver todos